Exhibicionistas

20.9.12




Facebook hace a la gente protagonista de sus propias vidas que, como narcotizada por ese protagonismo, borra los límites de su intimidad para seguir llamando la atención sin reparar en nadas más que en su rutilante afectación. La tecnología ha popularizado el agua donde se miraba Narciso y el eco social que tal efecto provoca puede terminar por ahogar a más de uno en su propio reflejo.




3 apostillas:

Juan Poz dijo...

¡A todos!

Sharif Bujanda dijo...

Muy buena analogía! Saludos.

Campurriana dijo...

Totalmente de acuerdo. Encantada de conocerte.