Acuosidad

29.4.12




Lo escuchaba como quien oye llover y acabó calado de su húmeda emoción.






15-M Ha llegado el tiempo de las personas »

«El mundo no puede permitirse la pérdida de los talentos de la mitad de las personas, si estamos aquí para resolver la multitud de problemas que nos preocupan» Rosalyn Yalow

2 apostillas:

Heimdall dijo...

La reflexión de Yalow va genial para pensar sobre la fuga de los jóvenes y los investigadores españoles a otros países...

Un saludo

Juan Poz dijo...

Es extraño que usemos una expresión tan incongruente para el desinterés, porque usualmente oímos llover con una intensidad fuera de lo común: "¡Calla, calla!, ¿no llueve?", solemos decir con la vista puesta en el oído.