Cloroformo literario

3.12.11




Para el escritor Saul Bellow con un novelista, como un cirujano, hay que alcanzar la sensación de haber caído en las buenas manos, alguien de quién se puede aceptar un anestésico en confianza. Y dado el panorama actual es preferible abandonarse en manos de los clásicos, cualquier otro sopor puede ser perjudicial para la salud del lector.





15-M Busca en el exterior el cambio que ocurre dentro de ti »

«Denme veneno para morir o sueños para vivir.» Gunnar Ekelof, escritor

2 apostillas:

María dijo...

A mi, FRANCISCO, dame novelas que no me produzcan somnolencia... porque el único anestésico de confianza que conozco es el sueño y a falta de él... "los sueños".



Un beso grande llenito de sueño(s) :-)



Feliz finde

David C. dijo...

asu que tales frases.