El vampiro

27.11.11




Murió de aburrimiento —certificó el forense—.





15-M «El ADN del código estaba claro: apolítico y asindical. Pero con la acampada había mutado, y ahora era un virus».»

«Cuando la teoría encuentra un muro, la práctica viene a derribarlo.» Gilles Deleuze

4 apostillas:

María dijo...

Mmmmmm pues no sé que pensar FRANCISCO, si es que como nos están sacando toda la sangre el pobre no tenía ni que chupar... si, como son inmortales, la vida se le hizo demasiado eterna y se consumió a si mismo, o sencillamente, le pusieron un mitin de los que nos hemos tenido que zampar en este país :-)


Un beso muuuy grande



PD
Me gustan estos virus soleados, de nueva generación.


PD2
Muchísimas gracias, me encantó la peli, debí decírtelo antes pero... también a mi me atacaron los virus malos, sorry:))


Riquísimas las galletas, todo sabe más rico cuando hace tiempo que no se prueba...


Dulces sueños

Joselu dijo...

De aburrimiento no se muere uno. El ser humano tiene una increíble capacidad de adaptación a todas las circunstancias. Y el aburrimiento probablemente sea el menos comprendido de todos los estados. No hay mayor estímulo para la acción que el aburrimiento, no hay mayor campo de posibilidades que hundirse en el aburrimiento para llenarlo de infinitas propuestas alternativas… El aburrimiento fue cultivado por los simbolistas que quisieron subrayar la distancia entre su vida pródiga interior y el exterior vulgar y mediocre. Es el sentimiento de sentirse aburrido el que denota una cierta sensación de superioridad en algunos casos creyendo que el mundo no está a la altura de nuestro valor.

Sin aburrimiento no hay creación. Los pintores geniales de Altamira se aburrían. Tal vez eran mujeres o algún impedido físico que no podía salir a cazar. Se aburría y, por tanto, llenó o llenaron la cueva de ciervos, bisontes y cazadores.

Amo el aburrimiento. Siempre me impulsa hacia arriba.

Juan Poz dijo...

Hermosa teoría, Joselu, pero tambien es cierta la contraria: del aburrimiento se pasa, insensiblemente, a la depresión y de ésta al suicidio. Y esta doble lectura de lo real es, quizás, lo que hay que saber acertar.
La gran victooria del PP, por ejemplo, ha sido una "pírrica" víctoria: sólo han atraído a 200.000 votantes nuevos, después de "la caída del imperio romano" ue ha sufrido el PSOE. Y dentro de poco, le van a llover tantos chuzos de punta que esperemos que no acabe como Papandreu, porque eso querrá decir que hemos ingresado en el club de la miseria, con lo que eso supone...

Conocer a los Indignados dijo...

Aburrimiento, depresión, suicidio todo es vinculante a Joselu pues está relacionado con la propia introspección del individuo en la que no puede entrar la sociedad frívola y trivial. En realidad se demoniza demasiado (trivialmente) el suicidio cuando (siempre filosóficamente) en realidad es un escape a tanta estúpida frivolidad cual padecen un gran número de humanos.